Importancia y tipos de corchos para vinos

Los corchos o tapones de vino son fundamentales para sellar las botellas ya que evitan que factores externos descompongan o contaminen el vino. Existen diferentes tipos de vinos y cada cual tiene sus ventajas y desventajas.  De acuerdo a los precios, también hay variación en los tipos de corchos ya que hay versiones sintéticas, a rosca, etc. que son más económicas.

Tapones de corcho natural

tipos de corchos naturales

Elaborados a partir de la corteza del alcornoque, son los utilizados tradicionalmente para tapar las botellas de vino. Este tipo de corcho es natural, ligero, estlático y resistente. Por su porosidad y compresibilidad es que se debe colocar la botella acostada, evitando que el vino se seque o ingrese aire. Además aporta al vino textura, color y aromas propios.

Tipos de corcho natural para botellas de vino

Estos tipos de corchos pueden ser de una sola pieza o juntando varias piezas pequeñas generalmente sobrantes de la producción de las piezas enteras.

Tapón natural: de una sola pieza elaborado con corcho 100% natural.

Tapón colmatado:  de una sola pieza, sus poros están rellenos con polvo de corcho fijado con resina, látex o caucho natural.

Tapón aglomerado:  fabricado con granos de corcho que sobran de la elaboración de los de una sola pieza mediante su colocación en moldes.

Tapón técnico: Formado por una pieza densa de corcho aglomerado con discos de corcho natural a ambos lados.

Cavas y espumosos: están hechos para ser utilizados en botellas de vino gasificado. Conformados por un cuerpo de aglomerado y discos de corcho natural.

Tradicionalmente el corcho se ha considerado el material idóneo para cerrar las botellas de vino, sin embargo, puede presentar TCA (tricloroanisol), que surge debido a un hongo que crece de forma natural en los alcornoques. Esto causa un aroma y sabor a humedad y moho en los vinos que afecta, actualmente un 5% de los mismos.

Debido a estos inconvenientes que el TCA genera es que han surgido nuevas alternativas de tapado, como las que presentamos a continuación:

Tipos de tapones sintéticos

tapones sintéticos para vinosLos tapones sintéticos surgieron a finales de los años 80 como alternativa al problema que generaba el TCA. Estos tapones están elaborados con polímeros y rellenos de un material termoplástico con cualidades elásticas.

Entre las ventajas de estos tapones es que son más económicos y garantizan que el vino no se verá afectado por el TCA ya que su material es inerte. A diferencia de los naturales su material permite que el vino pueda conservarse de manera vertical impidiendo el paso del oxígeno. Se recomienda que se utilicen para vinos de consumo inmediato y no para vinos de guardar, ya que ellos requieren otro tipo de tratamiento y evolución.

Tapones de rosca

tapones de rosca para vinosEstos tapones generalmente son realizado de aluminio, son de mucho uso en países donde el corcho natural escasea como Australia o USA. Permiten sellar la botella completamente evitando la microoxigenación del vino. Este tipo de tapón es ideal para vinos de consumo inmediato, el plus es que son más económicos.

Tradicionalmente el tapón de corcho otorga al momento de apertura de una botella una clase que ni los sintéticos ni los de rosca alcanzan y por ello, entre otras razones, suele ser el favorito de los consumidores y entendidos en vino.